viernes, 24 de junio de 2011









No podía imaginar que el sonido de una voz se pudiera echar tanto de menos,
Ni que una risa podía iluminar un día entero,
No imaginaba que los ojos hablaran y que pudieran decir más que las palabras,
No sabia cuanto calor pueden dar unas manos....







1 comentario: