jueves, 22 de mayo de 2014

Carta al pasado

Acaba con esto antes de que sea tarde.
Suicidate o arreglalo antes de llegar a ser lo que soy.
Hazlo, antes de que no puedas vivir a pesar de ser infeliz.
Hazlo, antes de que te nazcan nuevos complejos, más inseguridades.
Hazlo, antes de que hasta tus amigos se rían de ti.
Hazlo, antes de que trates mal a tu familia por tu malestar interno.
Hazlo, antes de que no te reconozcas,
antes de que llegue la mirada pérdida a tu espejo,
antes de que empieces a llorar por pequeñas cosas,
y engañes a todo el mundo.
Hazlo, antes de decepcionarte a ti misma.
Hazlo, antes de que lleguen tus brutales cambios de humor.
Hazlo, antes de que empieces a autodestruirte,
antes de que pierdas tus sueños y ilusiones,
antes de que desaparezca tu camino.
Hazlo, antes de que se pudra todo lo que tocas.
Hazlo, antes de que te quedes sola,
antes de que añores el pasado y te traicionen.
Hazlo, antes de arrepentirte,
antes de que te plantees la idea de luchar contra toda tu mierda, -cuando sabes que es mejor vivir poco y bien que mucho y sufriendo-.
Hazlo y calla.
Y habrá un final feliz.

martes, 20 de mayo de 2014

Pájaros enjaulados.

Te hacen vestir de traje y corbata, 
te educan para que no digas tacos 
o para que te sientes como una señorita, 
para que sonrías y asientas 
ante todo lo que te digan. 

Te hacen ir a clases,
que te sientes y escuches explicaciones aburridas, 
sin prácticas algunas, 
y es que 
no comprenden 
que no es así como se aprende. 

Te dicen que termines tus estudios, 
que ellos te salvarán la vida 
y te darán de comer, 
pero no es así, 
son tus manos 
y tu mente los que te mantienen. 

Te crean necesidades 
para mantenerte ocupado, 
necesitas un novio, amigos y un móvil nuevo 
y eso no lo es todo, 
necesitas artículos de lujo 
formar una familia 
y casa en la playa. 

Te intentan vender amor en perfumes, 
miedo en armas 

felicidad en películas. 

Intentan cambiarte lo real por lo artificial, 
la felicidad por el dinero 

la libertad por la "seguridad". 

Intentan convertirte en una máquina 
teledirigida 
que no piensa. 
no siente. 
no sabe. 
NO HABLA. 


Una máquina, que anda por las huellas que le marcan, que baila al son de la televisión.

domingo, 4 de mayo de 2014

Sentada en el caos.

Apenas son las dos de la tarde, te levantaste hace unas horas y ya estás cansada. Y así siempre, no eres capaz de aguantar un día entero de pié, ya no eres capaz de sobrevivir sin caer. Necesitas tumbarte y apartar la luz de ti, apartar los pensamientos y dormir, pero no consigues descansar. Sí, te duermes, el dolor a disminuido pero te levantas con una pesadilla y el malestar sigue ahí, contigo, siempre.
Bebés un poquito de agua y te paras a pensar antes de seguir con "tu vida" o almenos con lo que queda de ella. Te gustaría seguir siendo la de antes, quieres una solución pero no estas dispuesta a pagar precio por ella, no te atreves, eres una cobarde. Y entonces te hundes más y más y más y más y más...
Intentas coger las riendas de tu vida pero se te resbalan, ya no te queda tanta fuerza como antes y la desesperación por perderlas te hacen balancearte y... y... y... Y no sabes como seguir, no te rindes pero tampoco luchas, no acabas con todo pero tampoco empiezas algo nuevo, NO HACES NADA, NADA.
Sólo te paras a ver la vida pasar.