martes, 22 de julio de 2014

Personas diferentes en mundos diferentes

Ella es esa que antes llora por rabia que por miedo, que grita sin darse cuenta y que cuando quiere no puede, y cuando puede, se aterra. 
Es esa que se queda mirando en los pasos de cebra a los coches que se embalan, que escucha a la nada y sonríe a los perros. 
Esa que viste ropa vieja y zapatos sucios, sucios como sus tétricos pensamiento, esa que ignora las miradas para no enamorarse, para no dañarse. Esa que habla mucho y nadie entiende, habla de tonterías, de fantasías y mentiras, pero nunca de ella. 
Niñez interrumpida, conciencia intranquila y muerte traviesa. 
Juega con el dinero, las palabras e incluso con la vida, porque sabe que nada de eso importa, nada es eterno. 
Esa que se pierde buscando la razón y la coherencia, la igualdad y tranquilidad, esa que se pierde en su libertad...


#######


Ese que ves caminando hacía la playa con aires de superioridad y pensamientos en Babia, con unas Raybans y puede que con una chica en sus brazos. Ese que no es amor pero puede serlo, que no es serio pero te mete miedo. 
Ni de coña es un juguete, pero no veas como juega, como quema. Eso sí, no le hables de reglas ni de códigos si no quieres que estalle en carcajadas, carcajadas que te desgarran hasta el alma.
Ese que nunca llora y no controla sus tormentas de ira, ese que no entiende de locura ni cultura. 
Sábados noche, pasión incontrolada y fría primavera.
Ese que se despeina viviendo y muere si piensa, que recapacita tarde y pierde por impaciente.
Es ese, que besa su reflejo a la vez que se caga en el vecino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario