martes, 21 de octubre de 2014

Cordura perdida

Podía parecer un loco obsesivo
pero tan solo era un loco enamorado,
de la vida,
del saber,
de la belleza,
de ella.

No queria nada,
más que a ella,
pero lo negaba,
se escondia,
y perdía...

Ángel sin alas

Se refugiaba en textos tristes, melodias lentas y paisajes melancólicos. Buscaba felicidad en sueños pero se topaba con grandes tormentas, no queria tener que encontrarse, quería que la encontraran, pero a la vez, huia.
No dejaba de repetirse que el mundo estaba lleno de putas, y que antes de que la hicieran daño lo haria ella; y mirala, destrozada que está, no dejaba de cortarse con el mismo filo una y otra vez, no aprendía y por no derretirse, su hielo se fracturaba en mil añicos, añicos que salpicaban, y desgarraban el alma.
Pero eh, está bien, detrás de esas borracheras, de esos atracones de helado y las noche de tormenta, está bien.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Sin volver atrás

Y te pierdes entre la multitud porque claro, ya nada importa, ya todo te da igual y lo único que tienes pensado hacer es no pensar en nada; te vas a dejar llevar por el momento porque en eso consiste, en flotar y difrutar, y en nada más, porque así estás bien, porque así eres más tú. Y joder, por qué no dejar de pensar un poquito y relajarte con pequeños detalles, con pequeñas estupideces...

XVI

Voy por plena Gran Via, llena de gente y aún así, al oler tu perfume me giro, pero no eres tú, es un hombre cualquiera, con un traje, pero no eres tú. Y duele.
Mira que nunca me gustaron los perfumes de hombre, los aborrecía, pero ahora, mojo bragas cuando te acercas.
A veces, no sé ni lo que me dices, ya no te escucho si te miro a lo ojos, solo intento vernos juntos en ellos. Hace mucho que no te miro con el fin de analizarte, ya no me hace falta; se que cuando arrugas el entrecejo viene algo serio, que cuando aprietas los labios es para reirte al momento, que cuando sabes que te miran posas y cuando no te balanceas, y que te gusta provocar aunque no sea de broma. Por eso ya no te analizo, solo te admiro, me permito el capricho de poder observarte...