viernes, 20 de marzo de 2015

No te rindas


Si la angustia o el miedo se apodera de ti, si la pena te ahoga, llora grita gruñe, saca afuera todo tu dolor; pero nunca te rindas.
Levanta la cabeza, respira hondo, mira hacia delante y lucha; no pienses en nada más que en ti, en que tu puedes afrontar todo lo que se te venga por delante.
Sigue recto, no te desvíes de tu camino hasta llegar a tu destino.
Convéncete de que solo tú puedes con todo y gritarle al mundo que tú estás aquí por algo y que no te piensas rendir; porque eso de rendirse lo dejas para los cobardes.
Porque eres como el luchador que se sube al rin con los guantes ya puestos, una vez que está allí arriba, no puede rendirse; tiene que seguir hacia delante, hasta derribar a su contrincante.
Pues igual tú en al vida, tienes que llegar hasta tus sueños y luchar por ello que quieres y si se te vienen encima obstáculos, supéralos con una sonrisa; y recuerda esto que te digo, solo tú eres dueño de tu destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario